El Barcelona golea, pero Messi no salió al segundo tiempo El Barcelona golea, pero Messi no salió al segundo tiempo
Como les suele pasar a los grandes equipos, el Barcelona de Luis Enrique sale bien parado de casi todas las situaciones. Le pasó en... El Barcelona golea, pero Messi no salió al segundo tiempo

Como les suele pasar a los grandes equipos, el Barcelona de Luis Enrique sale bien parado de casi todas las situaciones. Le pasó en el arranque del duelo contra el Athletic de Bilbao, cuando estuvo a punto de quedar abajo en el marcador y un minuto después se puso en ventaja y con un jugador más. Así, encaminó el resultado en un encuentro que prometía ser difícil, aunque cierta angustia envolvió al Camp Nou cuando Lionel Messi no salió del vestuario para jugar el segundo tiempo. Algo que, de acuerdo al sitio catalán Mundo Deportivo, se debió a molestias musculares. “Hay que esperar”, dijeron desde el club.

Antes del partido todo era fiesta, como suele pasar en el Camp Nou. Pero esta vez había un motivo especial. Lionel Messi volvía al estadio luego de haber ganado su quinto Balón de Oro. El crack le mostró el trofeo al estadio y el público encontró pronto razones para su felicidad.

Iban dos minutos cuando el Athletic estuvo a punto de abrir el marcador. Había salido a presionar bien arriba para tratar de forzar errores en la salida del local. Y casi lo logra cuando Piqué trató de habilitar a su arquero pero en cambio le pasó la pelota a un delantero rival. Todo terminó con un remate de Eraso apenas por encima del travesaño.

En cambio el Barcelona no perdonó cuando tuvo su chance. Suárez aprovechó una desinteligencia de la defensa vasca y, cuando se disponía a definir, el arquero Iraizoz le cometió falta dentro del área. Penal y expulsión -que pareció exagerada- del guardameta. Messi definió desde los doce pasos contra un palo y marcó así la diferencia ante un rival que encima se había quedado con diez jugadores.

Después del notable impacto que había recibido el impetuoso visitante, al Barcelona no le costó manejar el ritmo del partido. El segundo gol estaba al caer y llegó finalmente a los 31, luego de una buena habilitación de Suárez a Neymar, quien definió con suavidad por encima de Herrerín, el arquero ingresado tras la expulsión de Iraizoz.

Después del notable impacto que había recibido el impetuoso visitante, al Barcelona no le costó manejar el ritmo del partido. El segundo gol estaba al caer y llegó finalmente a los 31, luego de una buena habilitación de Suárez a Neymar, quien definió con suavidad por encima de Herrerín, el arquero ingresado tras la expulsión de Iraizoz.

En el arranque del segundo tiempo, Arda se paró para ingresar en el equipo. No calificaba como sorpresa hasta que se supo que iba a reemplazar a Lionel Messi. Según informó Mundo Deportivo, la salida se debió a molestias musculares. El sitio asegura que desde club comentaron que “hay que esperar”, aunque en el entorno del jugador aseguraron que el problema no era de gravedad y que su salida había sido por precaución.

En la cancha, siguió mandando el Barcelona. Tanto que Suárez de entrada anotó su propio gol para dejar el resultado ya en cifras de goleada. Después aumentó Rakitic tras una jugada espectacular de Neymar y más tarde otra vez Suárez clavó el quinto tanto del partido.

Más temprano, el Atlético de Madrid de Diego Simeone se había asegurado por una jornada más el liderazgo de la liga al vencer a Las Palmas por 3-0 con goles de Filipe Luis en el primer tiempo y de Griezmann (2) en el complemento. Así, con las victorias en la cima, los de la capital española siguen arriba en la tabla y el equipo catalán se mantiene a dos puntos, aunque con un partido menos.

@RiicardoPorras

Diseñador Gráfico, Webmaster, Promotor. riicardoporras@gmail.com. Sígueme en TWITTER @RiicardoPorras, INSTRAGRAM riicardoporras

No comments so far.

Be first to leave comment below.